UN TAL GARCÍA LORCA

   La poesía es un terreno escarpado y vertiginoso por donde muy pocos son capaces de caminar a paso firme y sin vacilaciones; y por donde quizá no tantos deberían aventurarse a hacerlo, por el peligro que ello supone.