YOU ARE WHAT YOU READ

Debes escribir un post para cerrar el año, me dije a finales de noviembre. Un artículo de los que remueven el estómago. De los que dan ganas de reír y llorar a la vez, pensé después de dejar a mis herederos en el colegio.