De tucanes, despedidas y veranos a medias.

Pienso que estos tucanes intuyen el inminente final de su intenso romance de verano. Y creo que han resistido bien los golpes y las embestidas propias de los amores de verano.

No es fácil despedirse del verano (ni de los amores), pero creo que en realidad no es fácil despedirse de nada.

Lo de despedir las estaciones es cosa de adultos, mis hijos ya saludan con ganas las escapadas que vendrán durante el otoño y los días de Navidad, y por descontado ya preguntan por el próximo verano y por el reencuentro inevitable con los tucanes.

Dice Milena Busquets que dejar las cosas a medias no es necesariamente dejarlas inacabadas, y eso hago yo con los veranos cuando terminan, dejarlos a medias, a la espera de retomarlos, de nuevo, lo antes posible.

Posted in -