Artículo

POR SEGUNDA VEZ

Pues se ha quedado un día del libro un tanto extraño, casi tan extraño como lo fue el 23 de abril. Tan extraño que lo hemos tenido dos veces (y las dos han sabido a poco). Pero día del libro, a fin de cuentas.

El otro día leí a una librera que decía, refiriéndose a esta segunda jornada (también fallida) del día del libro, que quizá debamos aprender a dar algunas cosas por perdidas. Y quizá tenga razón.

Así que, cada cual a su manera, y según nos permitan, disfrutaremos cualquier celebración que tenga como objetivo promover la cultura.

InShot_20200723_124920907