Artículo

POSDATA

Posdata‒ sin t tras la s y todo junto‒ es la grafía española aconsejada para la expresión latina post data, utilizada para referirse a la anotación final en una carta, una vez concluida ésta. Su abreviatura correspondiente es P.D., aunque es igualmente válida P.S. (post scriptum), cuyo uso en español no está tan extendido (Fundeu).

P.D.1:

«Ningún hijo se parece a nadie, ni a su padre ni a su madre, ni a sus tíos ni a sus abuelos, a nadie; nunca entendimos esto. Un hijo es un ser nuevo. Y está solo». Esta maravilla, de Manuel Vilas, se me escurrió por entre las teclas el día que escribí De padres, hijos y errores no cometidos.

P.D.2:

Resulta que una tal Marie Kondo, una pulcra japonesa que está causando verdadero furor en Netflix con su forma de doblar camisetas y dar las gracias a vetustos calcetines, dice que en los hogares nunca deben haber más de 30 libros. Mucho me temo que debo guardar para mi exclusiva intimidad la réplica que se bien merece, pues de buen seguro mis palabras serían denunciables.

P.D.3:

Cuando creía que ya lo había leído todo de García Márquez voy y me doy de bruces en la biblioteca con el libro Cómo se cuenta un cuento, un taller de cine que dirigió el autor y en cuya contraportada podemos leer esta genialidad: «Lo que más me importa en este mundo es el proceso de la creación. ¿Qué clase de misterio es ése que hace que el simple deseo de contar historias se convierta en una pasión, que un ser humano sea capaz de morir por ella; morir de hambre, frío o lo que sea, con tal de hacer una cosa que no se puede ver ni tocar y que, al fin y al cabo, si bien se mira, no sirve para nada?».

P.D.4:

Sobre Ordesa: por una vez, un libro cuya lectura he disfrutado aparece en las intrépidas listas de Los libros más vendidos. Debiere ser que me hago mayor, o que me amoldo al fin al resto de la humanidad, debiere ser que el libro, sencillamente, es una obra maestra o quizá, sólo sea que esas listas albergan, por una vez, algún tipo de justicia poética.

P.D.5:

Me debato entre preservar mi infancia intacta en ese lugar de mi memoria donde apaciblemente descansa o ir a ver la nueva versión de Mary Poppins.

P.D.6:

Sí, hace frío. Sí, ya era hora. Sí, estamos en invierno. Sí, es lo que toca. Meteorólogos del mundo, descansen en paz.

P.D.7:

Citando a Borges: Felices los felices y hasta la próxima.

IMG_20190109_114526.jpg