LIBROS

LAS MEJORES FRASES DE 2018

Voy a dedicar el último post del año a la literatura, como no podía ser de otra forma. Cuando leo, tengo por costumbre anotar en un cuaderno las frases que encuentro más ingeniosas, extravagantes, lúcidas o brillantes. Y para finalizar este año que ya se nos desvanece, voy a compartir con ustedes dieciocho de estas magníficas frases que he ido anotando a lo largo de estos últimos doce meses.

En efecto‒ para los más avispados‒ el próximo año espero compartir diecinueve.

18.Mamá eligió para suicidarse el 24 de diciembre por la mañana (…), no hay cosa que menos le guste que cuando sus dramas pasan desapercibidos.

José Ovejero en “Mundo Extraño”.

17.El escritor es un hombre que no se contenta con vivir.

Soledad Puértolas en el prólogo de “El bandido doblemente armado”.

16.Cuando dos personas están muy satisfechas la una de la otra, podemos, en general, estar seguros de que se equivocan.

Goethe en “Máximas y reflexiones”.

15.La verdad está siempre en constante transformación, por eso es difícil decirla, señalarla.

Manuel Vilas en “Ordesa”.

14.El derecho al secreto nunca prescribe.

Amélie Nothomb en “Barba Azul”.

13.El presente en que todo ser humano vive convierte el pasado en un enigma.

Manuel Vilas en “Ordesa”.

12.La muerte forma parte de la vida, y me asombra que se pretenda ignorarlo.

Rainer Maria Rilke en “Cartas a una amiga veneciana”.

11.La mayor victoria de mi vida ha sido lograr que me olviden.

García Márquez en “Buen viaje, señor presidente”.

10.Uno imagina, tal vez ingenuamente, que los novelistas pueden acceder a alma de la gente, a experiencias que no han vivido.

Amélie Nothomb en “Una forma de vida”.

9.Hay personas que necesitan vivir en un mundo en el que los suicidios son todos una especie de malentendido.

Catherine Lacey en “Nunca falta nadie”.

8.Está confundido: las cosas que lo rodean no son puntos de referencia para no perderse, sino recovecos, paredes de laberinto.

Paul Auster en “El cuaderno rojo”.

7.Entonces se ponía a pensar en el futuro, que se abría ante él inmenso precisamente porque no esperaba nada.

Robert Seethaler en “Toda una vida”.

6. Y cuanto más brillante y excepcional es el hombre, más cerca está de la hoguera.

Vladimir Nabókov en “Curso de literatura europea”.

5.No deliro y lo lamento, en parte debe ser reconfortante delirar, o poder alternar el delirio con la normalidad.

Yasmina Reza en “El trineo de Schopenhauer”.

4.Escribiendo me libro de mí y puedo entonces descansar.

Clarice Lispector en “Un soplo de vida”.

3.En las entrañas de un escritor con talento se arremolinan los más diversos demonios.

Wislawa Szymborska en “Correo literario.

2.Que te espere alguien en algún sitio es el único sentido de la vida, y el único éxito.

Manuel Vilas en “Ordesa”.

1.Me llamo Cristina y he salido a buscar a mis muertos. Caminando. Buscar a mis muertos para no matarme yo.

Cristina Fallarás en “Honrarás a tu padre y a tu madre”.

 

Ya ven, la tan aclamada Ordesa me ha provisto este 2018 de grandes frases que anotar, y no es para menos, Vilas ha realizado con esa obra un trabajo absolutamente exquisito y digno del reconocimiento que ha obtenido.

Pero C. Fallarás ha escrito un libro de la manera más desgarradora con la que un alma humana es capaz de escribir, y no puedo más que otorgarle a ella el primer puesto de mi particular lista a la mejor frase.

Y es que la vida se trata a fin de cuentas de eso; de salir a buscar, una y otra vez, a nuestros muertos.

Feliz año y felices palabras.

honraras